LA SABIA DE CORIA


CAPÍTULO VII

ORIENTACIONES Y CONSEJOS SOBRE LOS TRABAJOS, PENAS Y SUFRIMIENTOS DEL CAMINO DE PERFECCIÓN


1.     Sufrid penas y dolores por el Señor pensando que el sufrir es desclavar a Jesucristo de la cruz para ponerle en un trono dentro de vuestro corazón.


2.     Haced siempre las obras y servicios que sean más cruz y menos deseados.


3.     Padeced con resignación y con alegría las injurias, ofensas y todas las faltas del prójimo; perdonad por amor a los que os las hacen, imitando a Jesucristo, que nunca ha dejado de amar a la humanidad, a pesar de nuestras continuas ofensas, y tened por amigos a los que os ofenden al ver en sus ofensas solamente la parte positiva que ellas os producen: fortalecimiento de virtudes y aumento de amor a Dios y al prójimo.


4.     Haced penitencia envidiosas sanamente unas de otras, porque al doblegar y desmayar al cuerpo fortaleceréis y adelantaréis al alma en su camino de perfección.


5.     Purgad vuestras almas pues hasta que no las purguéis de todos los apetitos por las cosas del mundo, no estaréis limpias, vacías y libres para alcanzar y entrar en el estado de contemplación.


6.     Padeced mortificaciones, penitencias, trabajos y sequedades y ello os ayudará a limpiar y enriquecer vuestras almas y a entender la sabiduría de Dios.


7.     Sabed que los sufrimientos por hacer la voluntad de Dios producen un gran gozo de manera que apenas se siente el dolor y se desea cada día padecer más y más sin esperar nada a cambio. Además estos sufrimientos por amar y servir a Dios y al prójimo os darán consuelo, paz, aumento de virtudes y mucha fortaleza.

 

ORACIÓN

¡Oh, Dios mío! Al dolor insufrible que me produce tu ausencia no le encuentro remedio y todo cuanto pienso y hago me produce más dolor y presiento que no curaré hasta que clara y enteramente alcance, por transformación de amor, gozar de Tu divina presencia.




lasabiadecoria@lasabiadecoria.com
© COPYRIGHT - 2004
Web optimizada para una resolución de 800 px. x 600 px.